Un Roca Rey tomasista. Artículo de Carlos Bueno

La última actuación de Roca Rey en Valencia se saldó con un nuevo éxito, pero estuvo menos en Roca Rey que otras veces. Fue un torero parsimonioso, meditabundo, un tanto misterioso. La habitual alegría de su rostro juvenil dio paso a una figura más afligida, quizá espiritual. Mutó la personalidad propia que le ha dado el sitio que ahora goza y recordó a José Tomás.

Tarjeta roja. Artículo de Carlos Bueno

El toreo debería ser algo más impredecible, sorpresivo, variopinto y emocionante de lo que se ha convertido en la actualidad. La depuración del comportamiento del toro en todas las ganaderías y la preparación de élite de los toreros han provocado que hoy se toree con más perfección que nunca, y a los empresarios-apoderados les ha convenido minimizar riesgos para maximizar beneficios. Todo ello ha provocado que la fiesta del toro bravo sea ahora más monótona.