El señor de la Corte. Artículo de Carlos Bueno

Mientras los ganaderos de bravo se desviven a la intemperie por salvar a sus animales de la dramática situación que la última nevada ha provocado en el campo, los animalistas de ciudad siguen atacando al sector taurino desde sus cálidas oficinas subvencionadas. La última lindeza ha sido tachar a la tauromaquia de “negocio de señores de la Corte que viven del dinero público”, el mundo al revés y, viniendo tal afirmación desde un cargo público, quizá hasta pueda constituir un delito.

Berlanga y el toro que une

2021, Año Berlanga, sería buen momento para que muchos de nuestros políticos se sosegaran, meditasen, se sacudieran tópicos y prejuicios, sacasen conclusiones, fundamentaran argumentos y alejasen el fantasma del toro que divide porque no es cierto, todo lo contrario, es el auténtico nexo que une todas las Españas en libertad.

¡Menudos héroes! Artículo de Carlos Bueno

La Vicepresidencia segunda del Gobierno ha iniciado los trámites con el Ministerio de la Cultura para intentar prohibir la celebración de los espectáculos cómico-taurinos a propuesta de la Dirección General de Derechos de los Animales. Su director, Sergio García Torres, arguye que el público se ríe de sus actuantes, cuando lo que ocurre es que se ríe con ellos, que es bien distinto. El trasfondo, una vez más, es atacar a la tauromaquia por todos los flancos posibles.