A contraquerencia. Llora como una mujer lo que no supiste defender como un hombre

Según una extendida leyenda andaluza, Boabdil ” El Chico”, último rey de Granada al salir de esta ciudad andaluza camino de su exilio en las Alpujarras y cuando coronaba una colina, volvió la cabeza para ver su ciudad por última vez lloró, escuchando de su madre (la sultana Aixa): “llora como una mujer lo que no supiste defender como un hombre”.