¿Vuelve el haiga?

Tras la guerra civil, y cuando España comenzaba a salir del horror de la contienda, quien podía permitírselo no escatimaba en pos de lujo y ostentación. Los nuevos ricos de aquel tiempo buscaban lo que más llamase la atención y marcase la diferencia entre ellos y el común de los mortales, que era la mayoría.