De limosnas, burlas y actitud

En ese particular vía crucis a que el gobierno se ve abocado por mor de las ínfulas y delirios de grandeza de su presidente, que no tiene empacho en ponerse en manos de quien sea con tal de seguir gastando la Moncloa, el Falcon y mantener viva su ilusión de ser quien no es, ya…