Llorando Ramón y Simón

Sin parar. Gimotean, lloran, protestan, se quejan, exigen, se lamentan. Tampoco se les ve desesperados, pero sorprenden tantos lloros, sobre todo últimamente RAMÓN VALENCIA, que llegó al negocio por vinculación familiar de la mano de CANOREA JR. y después se quedó solo y muchos pensaron y piensan, y seguirán pensando, que le tocó la Lotería.…