El milagro del futuro. Artículo de Carlos Bueno

Teniendo en cuenta la nula promoción de las escuelas de tauromaquia y la corriente anti que invade la sociedad, que hoy en día sigan apareciendo jóvenes con ansia de ser matadores tiene halo de milagroso, y si encima se trata de chavales sin antecedentes taurinos en la familia el milagro parece más grande todavía. De ellos dependerá que el toreo tenga futuro. Es cuestión de que se comprometan de verdad con su profesión y se enfrenten a toros íntegros y bravos.

Costumbres para aborrecer

Repito, insisto y no me canso de decirlo que quiero para esta temporada –y para todas-verdaderos toreros frente a toros verdaderos y está claro quiénes son unos y otros. Y emoción en los ruedos. Y carteles que atraigan al público fuera del sota, caballo y rey. Y para ello, es imprescindible y más que necesario abrir las ferias y las combinaciones para que aparezcan novedades.