Clases prácticas y toreo en las calles. Artículo de Carlos Bueno

Es imperioso que se consiga abaratar el coste de la organización de los festejos menores con una rebaja de los impuestos y quizá con un reajuste de los banderilleros necesarios, así como que nuestras autoridades acepten la lógica de que las becerradas deben volver a celebrarse en las calles de los pueblos. Con ello las simientes del futuro de la Fiesta aumentarían y se fortalecerían.

Bilbao : te sigo queriendo, por Ricardo Díaz-Manresa

 

Bilbao : te sigo queriendo

Ricardo Díaz-Manresa

02- septiembre- 2016

En primer lugar porque acogiste con tu elegancia de siempre al Rey Emérito, su hija la Infanta Elena –Reina del Toreo- y a Froilán y Victoria Federica que se están convirtiendo en magníficos aficionados. Y por tus aplausos agradeciendo que estuvieran allí. Y por aclamar a los tres espadas que le brindaron a don Juan Carlos, los tres del cartel con mejor entrada de la feria : Ponce, Juli, López Simón. Y por el ambiente creado, y por tapar a los contrarios y por defender así la Fiesta cuando es necesario. Todo un ejemplo de valentía, justicia y agradecimiento.

¿Feria de ferias?, por Ricardo Díaz-Manresa

¿Feria de ferias?

Ricardo Díaz-Manresa

01-  septiembre- 2016

Escribo mucho de la feria de Bilbo porque me duele y la considero fundamental para que siga íntegro el edificio de la fiesta. Edificio que ha empezado a presentar grietas. La Junta lleva ya muchos años y la oposición pide renovación. Y lo de Matías, en la poltrona desde creo 1994 (o sea, 22 años) pasa de castaño oscuro. Y además, la gerencia la tienen los Chopera supongo en recuerdo y homenaje al gran don Manuel, pero la monarquía hereditaria taurina no siempre acierta porque le ha caído todo privilegio de la chimenea.

Las pequeñas puertas grandes de Bilbao, por Ricardo Díaz-Manresa

Las pequeñas Puertas Grandes de Bilbao

Ricardo Díaz-Manresa

31- agosto- 2016

Pensemos en  las pequeñas Puertas Grandes de Bilbao 2016,  dos de toreros de a pie… Don Matías lleva años con los papeles perdidos. Estuvo ferias y ferias negando la segunda oreja del toro para poder salir a hombros. Los Ponce, Juli y Perera, entre otros, sufrieron esa rigidez y por eso pasaban las temporadas y sobraban dedos de  una mano para contar las salidas a hombros de Bilbo. Ahora no. Suelta los dos pañuelos a la vez como si le quemaran en las manos. Comparen faenas totales y redondas de principio a fin, premiadas con una pese al clamor general de los tendidos. Y analicen las de este año y el pasado.