¿Dejará de ser el momento? Artículo de Carlos Bueno

Tras haberse completado la “desescalada” ya está permitido organizar corridas de toros. Comienzan a anunciarse algunos festejos, pero en cuentagotas y en cosos de escasa repercusión. Que se sepa, no hay empresarios que apuesten con firmeza por las plazas importantes, los toreros que año tras año se quejan de la falta de oportunidades no solicitan actuar, los ganaderos no ofrecen sus toros a precio de saldo y los subalternos parece que no acaban de entender la situación de la tauromaquia.

La entropía aumenta

Lo vivido en los últimos tiempos, convulsos, revueltos y muy difíciles, han dejado, sobre todo, una cosa clara: la improvisación a que se fía la solución del más mínimo problema y el desconcierto que eso ocasiona y en el que se nos coloca. Si entendemos por entropía la medida del desorden de un sistema, el nuestro se sale.