Más cornás da Madrid por sus absurdos carteles. Artículo de Ricardo Díaz-Manresa

Más cornás da Madrid desgraciada y últimamente a novilleros sin nombre y sin bagaje y ante enormes novilladas de trapío. Sí, y unos cuantos aprovechan la situación que puede ser por coincidencia o mala racha de novilleros caídos en las Ventas, 11 cornadas, muchas más que orejas, para pedir la humanización de la temporada de los novilleros. Entre ellos el Produccións que tiene muchas cosas buenas pero también malas. Y que ha metido otra vez la pata.

Entrega por supuesto, profundidad por favor. Artículo de Carlos Bueno

En el toreo, como en la vida, la actitud es importante, pero no debe serlo todo. Siempre que sea posible el torero debe torear y no quedarse en las formas, ha de ser el dueño de la situación que primero domina y luego se abandona a la expresión artística. Porque torear es mandar en las embestidas para llevarlas largas y por abajo, eso que se llama profundidad y que pone a todos de acuerdo.