La peligrosa osadía de los ignorantes. Artículo de Carlos Bueno

Un político ignorante se convierte en un osado potencial, y eso hace peligrar los derechos por los que lucharon nuestros antecesores. Hay una nueva tendencia política que idolatra a intelectuales y artistas del pasado muy significados con su misma ideología al tiempo que intenta esconder la afición que sentían por los toros, es más, pretenden censurar cualquier manifestación que tenga que ver con ello. ¿Desconocimiento, dictadura?

El tiempo es oro. Artículo de Paco Delgado

Aunque hay muchas dudas sobre quién fue el primero en pronunciar esta  famosa frase, lo que sí se sabe es que fue Benjamin Franklin quien la  hizo popular, o, al menos, su equivalente en el mundo anglosajón:  “Time is money”. La frase alude a la importancia que debemos ponerle  a la buena utilización de nuestro tiempo. No es nada nuevo. Ya la  Biblia nos manda utilizar bien cada minuto de nuestras vidas.

El esperpento de Baleares. Artículo de Carlos Bueno

Del mismo modo que ciertos políticos pretenden dictar normas sobre los ciudadanos, las más rocambolescas dirigidas a lo que no les gusta o no entienden, el pueblo debería imponer que aquellos que les representan cumpliesen unos mínimos requisitos, sería lo legítimo. La izquierda de Baleares acaba de proponer una serie de requerimientos para regular las corridas de toros de imposible cumplimiento; es su manera de paralizar la tauromaquia. Si los auténticos socialistas levantaran la cabeza… o si los verdaderos que aún quedan tuvieran más valor…

Daniel Ramos, el milagro de ser ganadero en Castellón. Artículo de Carlos Bueno

Dicen que alcanzar el estatus de figura del toreo es prácticamente imposible, y es cierto, pero también es verdad que llegar a ser ganadero de ferias es casi un milagro. Hay que tener una afición desmesurada, infinitas ganas de trabajar y mucho dinero para invertir, y aún así es necesario tener la suerte de cara. Y si la finca está en Castellón, todo parece complicarse aún más. Daniel Ramos lucha contra todas las adversidades en su tierra de Borriol con el sueño de ver a sus ejemplares “embistiendo hasta el final”.