Algo más que incompetencia. Artículo de Paco Delgado

Se ha vuelto a demostrar que a muchos el cargo les viene grande. La  política española -central y periférica- ha llegado a un punto en el  que es difícil encontrar a alguien -aunque los hay, por supuesto, ya  lo creo que existen- con dos dedos de frente y sentido común. Que es  lo primero que se debe pedir a una persona que va gestionar la cosa  pública, por menor que sea su cometido.