400 y 800 y un corte de mangas

Está claro que queréis prohibir los toros, queridos presidente que nunca miente y Coletas, pero no os atrevéis (todavía) y lo tapáis poniendo trabas sin fin, normas de imposible cumplimiento, pero vuestra política es acabar con todo lo que no os gusta. (Espero que la democracia o el dejar que vote el pueblo sí).

Fase cero

Poco a poco, mucho más lentamente de lo que a todos nos gustaría y casi todos desearíamos, la epidemia provocada por el coronavirus se va, al menos, controlando y permitiendo que la vida, en la medida de lo posible, vuelva a tener algo de la normalidad perdida.

Para cuando haya seguridad y unidad. Artículo de Carlos Bueno

Comenzar a organizar corridas de toros no debe convertirse en una competición por ver quién es el primero que lo hace. Todo lo contrario. En los momentos que vivimos, anunciar un festejo debe ser el resultado de un análisis pormenorizado de pros y contras que indique que hay garantías de que el público irá sin recelos, que el precio de las estradas se adaptará a su capacidad económica y que la ley permite que el aforo se podrá ocupar en un porcentaje realmente significativo.

Un cóctel único

Reducción, desempleo o apoyo. Artículo de Carlos Bueno

Andalucía propone rebajar el número de subalternos por festejo con el ánimo de abaratar costes de organización mientras dure la crisis del Covid-19. Sin duda los gastos se reducirían, del mismo modo que una cantidad significativa de profesionales pasaría a engrosar la lista del paro. Complicada solución que debería pasar por aumentar las ayudas, moderar los cánones de arrendamiento de los cosos y recortar las cargas impositivas de los espectáculos.