Julio, el mantenimiento de una feria histórica. Artículo de Carlos Bueno

A pesar de que hay quien afirma que la feria de Julio de Valencia tiene los días contados y que pronto pasará a ser historia, se trata de un ciclo que, bien programado, puede disfrutar de larga vida. Es cierto que las comodidades de los tiempos actuales juegan en su contra, y también la reticencia de algunos matadores a anunciarse en ella. Pero con afición, trabajo y cariño por parte de los empresarios y de los toreros, el que fuera el primer y más importante serial de la historia seguirá celebrándose y dando esplendor a la tauromaquia.

Estar en la luna

Hace unos días se han cumplido cincuenta años de uno de los más grandes logros del hombre. El 20 de julio de 1969 los tripulantes del Apolo XI llegaron a la luna. Ese día, la actualidad taurina tuvo también abundantes notas de interés y cuando el hombre pisó la luna, en el planeta de los toros pasaban muchas, e interesantes, cosas…

Algo bueno pasa en Valencia. Artículo de Carlos Bueno

En los últimos cuatro años los tentaderos y los festejos en los que ha participado la escuela taurina de Valencia ha crecido de forma extraordinaria. El resultado del trabajo está dando sus frutos. Un puñado de alumnos valencianos está triunfando con regularidad y rotundidad por doquier, y la afición valenciana se ha ilusionado como hacía tiempo que no sucedía.

El Certamen de Valencia y los “Tonis”. Artículo de Carlos Bueno

Toni Gázquez fue la cabeza pensante y Toni Gaspar quien lo hizo realidad. Hace dos años el director del Centro de Asuntos Taurinos y el ahora presidente de la Diputación de Valencia pusieron en marcha un certamen de escuelas taurinas que cumple su tercera edición bajo el común denominador del éxito, tanto artístico como de convocatoria. Después de luchar contra las dificultades que imponían sus socios de gobierno, los dos “Tonis” consiguieron potenciar las actividades taurinas en Valencia, especialmente las que a la Escuela Taurina se refiere. Ambos continuarán al frente de sus cargos. Buena noticia para el sector.

Aunque, curiosamente, el patrón de Pamplona es San Saturnino y no San Fermín -que sí lo es de Navarra, honor que comparte con San Francisco Javier-, que las fiestas que en honor a este mártir del siglo III son el mayor reclamo de la ciudad de Pamplona es algo sabido, si bien de la conclusión de las investigaciones, realizadas por separado, que llevaron a cabo en 1970 varios historiadores navarros, un arqueólogo de Amiens y el historiador Roldán Jimeno Aranguren, se deduce con toda claridad que la historia de San Fermín no tiene base histórica alguna.