La calle no desmaya. Artículo de Carlos Bueno

La gente de los toros de calle ha luchado como nadie por recuperar la tauromaquia popular en tiempos de coronavirus. A pesar de sus logros en los despachos, el regreso de los festejos no ha sido factible. Pero lejos de desanimarse, los aficionados de Valencia siguen aportando ideas que reactiven el sector con planes innovadores e ilusionantes. Y todo por amor al arte.

Minusvalorado Cid

Otra vez se plantea la no valorada biografía torera de El Cid. Y lo hace el crítico-médico sevillano Carlos Crivell. Se fue el de Salteras después de estar dando tumbos en las últimas temporadas, desprestigiándose, olvidando al torero que fue en sus buenos tiempos, rectifico: buenísimos, y dejándonos tristes a los que sí le admiramos.
y valoramos.

Brindis al sol

Nuestra clase política, distinguida, culta e instruida, siempre pendiente de procurar lo mejor a los ciudadanos, sacrificándose hasta el límite de sus fuerzas, acaba de dar otra muestra de su eficacia, buen hacer y diligencia prohibiendo en la práctica la actividad taurina en buena parte del país.

A Morante no le gusta el chiringuito

Ahí  estaba,  está y estará el chiringuito en su inutilidad. El chiringuito, que llama Morante, es el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, donde ahora figura el ex-matador Miguel Abellán. Debería dimitir si tiene vergüenza torera, dice, porque lo están utilizando: pone el PP a un torero porque yo simpatizo con VOX. Y añade: este chiringuito es un quita vergüenzas y le da rabia que un torero esté ahí, va  contra de la vergüenza torera y, antes de perder esa vergüenza torera, pues se pasa hambre.