Una Medalla de Oro, no de chatarra. Artículo de Carlos Bueno

A pesar de las fundadas quejas del sector taurino, últimamente la tauromaquia está recibiendo más elogios de lo que puede parecer. La concesión de la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes es un ejemplo de ello, los premios de la Asociación Taurina Parlamentaria otro, incluso la rebaja del impuesto del IVA podría considerarse uno más. Pero, ¿se le saca el rédito conveniente a todos estos honores?

Los explosivos arrendamientos. Artículo de Ricardo Díaz-Manresa

Todo el toreo, todas las agrupaciones juntas, todas de la mano (creo que es la primera vez que ocurre o la primera vez que tengo noticia de ello durante muchos años) se unen para defender la tauromaquia como objetivo principal, que casi siempre queda en una estupenda manifestación de buenas intenciones y no pasa de ahí) y para poner el grito en el cielo por los pliegos sacados a concurso en las plazas de Zaragoza y Puerto de Santa María.

Políticos “veleta”. Artículo de Carlos Bueno

Con el cierre de la escuela taurina de El Batán ha vuelto a quedar patente la falta de iniciativa, de compromiso, de valentía y de coherencia de ciertos políticos que se han valido de la tauromaquia cuando les ha venido bien pero que la han dejado de la mano a la menor incomodidad. Los toros no deberían politizarse, y no son los taurinos quienes los han politizado. Han sido los propios políticos quienes lo han hecho buscando exclusivamente su beneficio.