Para gustos, los toreros. Artículo de Carlos Bueno

La última comparecencia de Antonio Ferrera en Madrid, una actuación en solitario durante la Feria de Otoño, ha desatado pasiones y rechazos. Con sus virtudes y defectos, Ferrera fue pasión, inspiración, serenidad, improvisación, variedad, dinamismo, arrebato, magia… Nadie se aburrió en una tarde completa de total entrega. Por supuesto que se está en el derecho de valorar si hubo momentos en los que no toreó con el asentamiento de no sé quién. Pero es que Ferrera no es ese “no sé quién”, sino él mismo, y así hay que aceptarlo.

75 años de una tragedia

Se han cumplido, y conmemorado, estos días distintas efemérides y aniversarios. Hace cien años, por ejemplo, tomaron la alternativa Manuel Jiménez “Chicuelo” y Juan Luis de la Rosa. Los dos se convirtieron en matadores el mismo día, el 28 de septiembre, y en la misma ciudad, Sevilla. Pero en distintas plazas. Aquel en La Maestranza, de manos de Juan Belmonte, este en la Monumental, teniendo como padrino a Gallito, promotor y artífice de lo que quiso que fuese un recinto extraordinario y con mucha mayor capacidad que el coso del Baratillo y que a su muerte, intereses y envidias, la llevaron al olvido y la desaparición.

Un dilema moderno

Todo pasa y nada queda, que decía Antonio Machado, aunque muchos siglos antes ya el gran Heráclito descubrió que nunca te bañarás en el mismo río, queriendo decir que las circunstancias varían y nunca hay situaciones inalterables.

Ferias de novilladas y futuro. Artículo de Carlos Bueno

Resulta urgente que los profesionales del toreo se mentalicen de que los gastos de producción de las novilladas han de abaratarse de forma notoria y urgente. Se ha de conseguir que las Administraciones minimicen las cargas impositivas sobre un escalafón discriminado y maltratado respecto al deporte base o a las escuelas de interpretación artística. Y quizá los propios profesionales deberían dar ejemplo reduciendo sus salarios o el número de subalternos necesarios para que la función se pueda llevar a cabo en plazas de menor categoría.