Políticos “veleta”. Artículo de Carlos Bueno

Con el cierre de la escuela taurina de El Batán ha vuelto a quedar patente la falta de iniciativa, de compromiso, de valentía y de coherencia de ciertos políticos que se han valido de la tauromaquia cuando les ha venido bien pero que la han dejado de la mano a la menor incomodidad. Los toros no deberían politizarse, y no son los taurinos quienes los han politizado. Han sido los propios políticos quienes lo han hecho buscando exclusivamente su beneficio.

¿La anhelada unión? Artículo de Carlos Bueno

El anuncio de un pacto de unión entre todos los estamentos del toreo era motivo de alegría y esperanza. Todo hacía presagiar que, por fin, los profesionales de la Fiesta se habían dado cuenta de que hay que aparcar intereses personales y luchar en bloque por la devolver a la tauromaquia el esplendor que nunca debó perder. Pero la realidad parece indicar que la supuesta unión de parte del establishment taurino va enfocada a denunciar ciertos pliegos de arrendamiento de plazas de difícil rentabilidad económica.

El amor y la gastritis, nueva opinión de Paco Delgado

Anda revuelto el mundo taurino. Con razón, no en vano últimamente  pintan bastos y hay muchas dudas y no menos pegas. La política, que  como decía Groucho es el arte de crear problemas donde no los hay,  sigue tocando los costados a la tauromaquia. Continuando con el  razonamiento del personaje que hizo célebre el actor Julius Marx, los  políticos son expertos en crear complicaciones, hacer un diagnóstico  falso y aplicar después los remedios equivocados.