El termómetro del 15 de agosto. Artículo de Carlos Bueno

Decae considerablemente el número de festejos respecto a los que se celebraban hace unos años en la época dorada. Pero al stablishment actual le va bien así. Menos trabajo pero rentabilidad asegurada. Mientras no entren nuevos empresarios en el círculo el pastel está bien repartido entre los que son. Intercambio de cartas y de comisiones. Sota, caballo y rey en las ferias de siempre. Ese parece el ¿futuro? de la tauromaquia.

Málaga podría ser Xàtiva. Artículo de Carlos Bueno

Los antis pactan con el Gobierno la votación de una ley que acabaría con los toros, y mientras los profesionales sólo se unen para intentar destituir a una de las presidentas del coso taurino de Málaga. Mientras unos trabajan por el fin de la tauromaquia, otros pretenden cortar orejas con mayor facilidad. Mientras el sector taurino evade atajar los problemas, Xàtiva se une definitivamente a las plazas donde las corridas son ya historia, y a este paso no será la última.