Qué bien que despertaron

Qué alegría. Han despertado. Lo celebro como el que más. Quiero a los toros como a mi familia y les he dedicado atención cada uno de los días de toda mi vida. Como aficionado o como profesional del periodismo. Todos los días. Y desde mi más tierna infancia, desde la más tierna. De la mano de mis padres, los dos muy aficionados, que me llevaban a los toros. Soñando con el toreo. Pensando en él. Desde niño, joven, adulto, maduro etc. Siempre.

Camino de Talavera

Curiosamente, la Plaza de toros de Talavera de la Reina (6.000 espectadores), fue inaugurada por Fernando Gómez El Gallo, padre de Rafael y José, el mes de septiembre de 1890. Treinta años más tarde, Joselito y Sánchez Mejías, pisaron por primera y última vez las arenas talaveranas. También fue la primera ocasión se anunciaban para estoquear reses locales de la viuda de Ortega (1).