Carteles de fallas: Nunca llueve a gusto de todos

Nunca llueve a gusto de todos, como tampoco “Nunca llueve al sur de California” que cantaba Albert Hammond. Esto, como casi todo, va por gustos. Y los carteles de la Feria de Fallas, para no ser menos, dividen opiniones; cabrean a unos cuantos, pasan otros muchos, se mecen en la cuerda del equilibrio otros, y algunos comulgan con ruedas de molino porque en ello les va algo así como el futuro inmediato de sus intereses (creados) económicos. Y así sucesivamente.