Multitudinario adiós a Adrián

Ayer, en un acto multitudinario en el cementerio de la ciudad valenciana de Alcira, tuvo efecto el sepelio de Adrián Hinojosa, el niño de ocho años que quería ser torero y cuyo sueño ha sido truncado por el cáncer. Antes, en la abarrotada iglesia de Santa Catalina, también en la capital de La Ribera, se celebró la misa funeral por Adrián.