Feria de julio. En el calor de la noche

Una de las cosas que más compensan  al salir de la plaza de toros, después de casi tres horas con las posaderas aplastadas contra el asiento, es un paseo por la Gran Vía, Germanías y Marqués del Turia, tanto monta. Relaja la mente y las piernas, tanto una como otras. No sé a cuál más. Enfilas desde la esquina de la calle Ruzafa y piano-piano dejas que la cabeza dirija los pasos de tus piernas hasta decir basta. O, incluso, prolongas el camino: cruzas el puente de Aragón y coges la recta de la Avenida del Puerto. Se ha convertido en una ceremonia, sobre todo en esta Feria de Julio, cuando pasadas las diez de la noche todo parece estar en calma. A pesar del calor…¿calor? No exagere, por favor!!!

Toros en Casasimarro

  Al margen de las grandes ferias taurinas, un elevado número de pueblos de nuestra geografía celebra estos meses de verano sus fiestas patronales. Y en ellas no faltan los espectáculos taurinos de todo tipo. Entre ellos, los siempre necesarios festejos de promoción. Como sucede en la localidad conquense de Casasimarro donde, con  motivo de…