Tauromaquia en green. Álvaro Lorenzo deja otro mensaje

Me encontré con Álvaro Lorenzo en la primavera de 2015, en Aranjuez, el era todavía un novillero de buen corte, novillero que venía siendo apoderado, y en cierto modo protegido, por el clan Lozano: Lo tuve muy claro enseguida, lo que había visto era que tenía fondo de torero con formas muy camperas, muy trabajado en el laboratorio del campo y apariencia de fragilidad, me recordaba a toreros de algunas décadas anteriores en sus formas; A los Robles, Dominguez, Manzanares, incluso, sin querer ser irreverente, a El Viti.

A contraquerencia. ¿Es toda la culpa de los veterinarios?

Finalizada la Feria Taurina de las Fallas 2018 y habiendo sido testigo del baile de corrales, de las desafortunadas declaraciones de Ricardo Gallardo y del ataque a los veterinarios por parte de diversos medios de comunicación en sus respectivos resúmenes, me pregunto si toda la culpa de lo que pasa en los corrales de la plaza de toros de Valencia y de lo que sale por sus chiqueros es culpa de los veterinarios.

Around the sand. Ban the (word) “bullfight”! Part III

Beneath a photograph of dozens of pigs crammed so closely together that some didn’t even have room to stand — they were held aloft by being wedged between the bodies of others — I read the news that a move to have pigs chemically castrated (“it makes their balls shrivel up”) to prevent the release of hormones that give pork a taste that is disliked by consumers is causing concern about the drug’s possible effect on humans. Advocates of the drug, i.e. big agri-business, claim that it’s better than the pertaining method of physical castration without anaesthetic, meaning presumably that it’s less messy and time-consuming, i.e. labour-intensive.