Tirando de pico. Diego Puerta a la cárcel por buen puntillero

Lo primero que hay que aclarar es que si Diego Puerta, uno de los diestros con más valor en la historia del toreo, con más de 50 cornadas en sus carnes, y casi 1.200 corridas de toros en su vida profesional,  fue llevado a la cárcel, no fue por dejarse vivo algún toro, o por haber estado peor que Cagancho en Almagro, circunstancia que, como muchos recordarán, dio lugar a la famosa viñeta  publicada en los años veinte en el ABC verdadero, en el que dos ratoncitos estaban en una celda carcelaria, en actitud de espera, cuando uno de ello se dirigió al otro y le digo “qué raro, las ocho y Cagancho sin llegar”.