El rótulo del histórico cine Urgell, en un contenedor

“El amor” del imperio Balañá por el cine, queda de manifiesto cuando ha cerrado varias salas en los últimos años, concretamente el histórico Urgell (cuyo aforo era el mayor de Barcelona: casi 2.000 localidades)…El avispado empresario lo vendió hace tiempo. Y los nuevos propietarios han creado un supermercado de nombre Bonpreu. Recordemos que hace unos meses, la Academia del Cinema Català (un “nido” de independentistas), premiaba a Pedro Balañá por su “faceta de distribuidor cinematográfico”. Histórica la foto en que aparecía junto a la antitaurina Colau (uno ya no sabe si es más anti taurina ella, o él), en las escalinatas del Palacete Albéniz.