Bombo para el bombo

Está revolucionando el mundillo taurino. El invento de Simón Casas ha logrado despertar el adormecido panorama taurómaco y ha puesto a todos a hablar, opinar e interesarse por esta nueva fórmula que el empresario francés se ha sacado de la chistera y parece que -ya lo hizo en la pasada Feria de Otoño en Madrid- está dando resultados.