El pito del sereno

No pasa el mundo del toro por su mejor momento, desde luego. Y aunque el mal es general, el sector taurino parece que últimamente genera mal fario y sobre él se concentra el desahogo de las calamidades de otros muchos. Pero lo peor es que nadie parece poner fin, o freno, al menos, a esta situación.