El eclipse de Cuadri

Valencia, 27 de julio. Segunda de feria. Alrededor de media entrada.

Toros de Celestino Cuadri, el sexto corrido como sobrero, muy bien presentados y serios pero de muy poco juego. Ese sexto fue condenado a banderillas negras.

Rafaelillo (de morado y oro), silencio  en el único que mató. Fue cogido por el cuarto.
Pepe Moral  (de tabaco y oro), silencio y silencio tras aviso.
Varea (de verde botella y oro), silencio y vuelta al ruedo.

De las cuadrillas destacaron Vicente Fernández y José Mora.

Un cuarto de siglo ya, nueva opinión de Paco Delgado

Cuando echamos la vista atrás malo es no ver nada de lo que estar orgulloso. No es el caso, afortunadamente, y al margen de otras satisfacciones y logros -pequeños, comparados con lo conseguido por otros, pero más que suficiente para mis modestas aspiraciones- el ver que Avance Taurino sigue estando en las plazas, cada tarde de feria, es motivo de alegría y de sensación de haber hecho algo útil. Algo, por otra parte, tampoco fuera del alcance de cualquiera. Como decía el poeta, sólo el miedo a la derrota hace que fracasen los proyectos. Bueno, eso y el no trabajar duro y con constancia, el dejar las cosas para mañana, no saber aprovechar las ocasiones, no arrimar el ascua a tu sardina y, desde luego, que la suerte te deje de lado…