Nadie dijo que esto fuera fácil

Juan Pedro Llaguno se llevó la única oreja de un festejo en el que se lidió una complicada novillada de Guadaira que puso muy difíciles las cosas a sus matadores. El mejicano dejó ver disposición y firmeza con su segundo en tanto que García Navarrete, que se llevó una buena paliza, hizo lo que pudo.

En casa de herrero…

La rejoneadora portuguesa Ana Rita, que ya el año pasado causó una muy grata impresión, remató ahora su conquista de Algemesí se convirtió en la gran triunfadora de la segunda novillada de la feria, paseando hasta un rabo. Ni Carballo ni Salenc aprovecharon el buen son del ganado.