Con ganas de más

Los novillos de Flor de Jara hicieron que la gente permaneciese atenta a todo lo que pasaba en el ruedo y uno de sus ejemplares, para el que se pidió el indulto, fue premiado con la vuelta al ruedo. Ángel Téllez, por debajo de su oponente, paseó dos orejas, y una se llevó Francisco de Manuel.