Gran faena de Ferrera

Méjico, D.F. 9 de diciembre. Quinta corrida de la Temporada Grande. Menos de un cuarto de entrada.

Cinco toros de Santa Bárbara, el cuarto premiado con arrastre lento.

 

Antonio Ferrera, vuelta tras fuerte petición y dos orejas con dos vueltas al ruedo.

Jerónimo, pitos tras aviso y silencio

Juan Pablo Sánchez, silencio en su lote

Esto es lo que tenemos

La fiesta de los toros, aunque desde fuera pueda parecer imposible e impensable, está muy seriamente amenazada en España. Y por nuestros propios dirigentes. Vease si no lo que planeaba Podemos de haber ganado en Andalucía… la abolición de las corridas, nada más y nada menos. Y nadie movió un dedo ni puso el grito en el cielo ante tamaña provocación y semejante disparate. Nadie con poder y autoridad para hacerlo, claro; aficionados y gente normal ya protestaron y se indignaron, sí.