Otra vez la incertidumbre

Tras casi dos años dando largas y haciendo maniobras de lo más extrañas, tras gastar dicen que 200 millones de euros en unas nuevas elecciones, el todavía presidente en funciones, Pedro Sánchez, no ha tardado ni veinticuatro horas para mejorar su récord y hacer otro alarde de cinismo, patentando de paso una inédita cabriola inverosímil en el arte del donde dije digo.