El ejemplo de Venancio Luis Agudo

Este no es un artículo de toros, pero lleva toros. La historia y la vida se enredan  como las cerezas y son protagonistas en un momento los cronistas históricos de toros Gonzalo Carvajal (Gonzalo de Bethancourt y Carvajal) y Antonio D. Olano, y nos ha llevado a recordar a Gonzalo Carvajal el que otro periodista, de largo y buen recorrido, Sixto Martínez, él con más lazos que yo con el periodista taurino sevillano- tuviera también como ejemplo para seguir la profesión a Gonzalo Carvajal y nos ha puesto en contacto para hablar de esa figura otro magnífico periodista, Juan Miguel Núñez, cronista de toros, de años y éxitos. E incluso la figura de gran Gonzalo nos lleva a recordar a Emilio  Romero que hizo el mayor cambio que se recuerda en el periodismo taurino español : enviar a Hispanoamérica como corresponsal viajero por todos aquellos países y fichar para sustituirlo al terremoto, Alfonso Navalón Grande, de impresionante carrera pero que se le subió la soberbia a la cabeza y se la pegó. Incluso el autor de este artículo ha sido, es y será especialista taurino, con dirección de programas de toros en TVE y RNE y multitud de artículos por toda España. Desde toda la vida.