Una plaza con cien mil espectadores

Durante mucho tiempo se tuvo al festejo en el que tomó la alternativa Agustín Parra “Parrita” como el más triunfal que nunca se hubiese celebrado. Y también se consideró aquella función como la corrida de toros a la que más público acudió nunca; si hubiese que hacer caso a todos los que dijeron que estuvieron presentes en la plaza aquella tarde, el coso de Monleón hubiese tenido capacidad para cerca de cien mil aficionados…