Julio, el mantenimiento de una feria histórica. Artículo de Carlos Bueno

A pesar de que hay quien afirma que la feria de Julio de Valencia tiene los días contados y que pronto pasará a ser historia, se trata de un ciclo que, bien programado, puede disfrutar de larga vida. Es cierto que las comodidades de los tiempos actuales juegan en su contra, y también la reticencia de algunos matadores a anunciarse en ella. Pero con afición, trabajo y cariño por parte de los empresarios y de los toreros, el que fuera el primer y más importante serial de la historia seguirá celebrándose y dando esplendor a la tauromaquia.