Criterio y sensibilidad

Es evidente que todo ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Desde luego, en el último medio siglo. Los avances tecnológicos hacen irreconocible el mundo para quien pudiera venir del pasado y a estas novedades no es ajeno el mundo del toro. Al que, por cierto, le afectan algunas de estas innovaciones. Y de manera negativa. Lo primero que se nota, si se repasa la prensa de esos cincuenta años atrás, por no ir más lejos en el tiempo, es que se ha perdido mucha afición.