José Tomás el indiscreto. Artículo de Carlos Bueno

Nadie puede creer que Rafa Nadal o Messi pasarían inadvertidos si fuesen a ver un partido y se ubicaran entre el público. Como es ilógico pensar que José Tomás no sería reconocido sentado en el tendido de una plaza de toros. Y eso precisamente es lo que hizo el hierático de Galapagar en uno de los festejos de la pasada feria de La Magdalena de Castellón. El torero acaparó la atención de los aficionados y con su presencia alimentó el morbo de su próxima actuación en Granada.