Gema González, un ejemplo a seguir. Artículo de Carlos Bueno

Es tiempo de hipocresía, de falsas apariencias, de medias verdades que no comprometan. Se valoran las formas por encima del fondo. Se deprecia el valor de la palabra. Los políticos miden cuanto dicen para captar un voto más, y si el tema es taurino evaden respuestas claras y concisas. Cuesta encontrar un valiente que respete la libertad de cada cual de ir o dejar de ir a los toros y que, a la vez, presuma de afición. La alcaldesa de Valdemorillo ha demostrado ser una de esas rara avis que huye de estereotipos y prejuicios y desde el ayuntamiento ha organizado una feria de San Blas modélica.