Más allá del dinero del festival. Artículo de Carlos Bueno

Después de haber conseguido más de un cuarto de millón de euros de beneficio, es momento de que la Fundación se ponga manos a la obra de forma visible y gane credibilidad. La tauromaquia somos todos, sí, pero no sólo cuando a unos les interesa. Estaría bien que, ahora que ANOET ha convocado una Asamblea General, los empresarios comenzaran a dar ejemplo y mostraran coherencia con lo que dicen de palabra. Son los profesionales quienes han de dar el primer paso, y la función de los aficionados, que es pasar por taquilla y dejarse su dinero, se producirá. Hagan lo que tengan que hacer pero que sobre los ruedos haya implicación y verdad. Esa será la mejor forma de fidelizar a la clientela.